Saltar al contenido
Inanna (Ishtar)

El Rito del Matrimonio Sagrado

El Rito del Matrimonio Sagrado

El Rito del Matrimonio Sagrado se celebró en toda la Antigua Mesopotamia, durante al menos dos mil años. El rey en aquel entonces tenía el deber de desposar a la diosa del amor y la fertilidad. De hecho, hay indicios con Inanna como protagonista en la ciudad de Ur, esto fue antes de que Dumuzi entrara en escena. Hay un poema épico de un héroe llamado “Enmerkar y el señor de Aratta”, donde nos cuenta una tradición histórica que reinó dos generaciones antes que Dumuzi.

Dumuzi es conocido por los babilonios como Tammuz, un personaje que sale en el libro hebreo de Ezequiel (8:14), se desconoce porque fue elegido como marido de Inanna para este rito, pues Dumuzi no era nativo de la capital de Uruk. La ciudad que él representaba era la de Kua, muy cerca de Eridú, una de las ciudades más veneradas de Sumeria.

Mitos de Inanna

El cortejo

No obstante, según los escribas sumerios, fue Inanna quien decide escoger a Dumuzi, y de acuerdo con el deseo de los padres, el poema dice lo siguiente:

“Dirigí mis ojos sobre todo el pueblo,
elegí a Dumuzi como dios del país,
Dumuzi, amado por Enlil:
mi madre lo quiere siempre,
mi padre recita sus oraciones.”

Inanna decide bañarse y lavarse con jabón, se pone sus mejores galas e invita a que Dumuzi entre en el santuario. Allí dentro resuenan canciones e invocaciones, su presencia hace que sea un momento de pasión. El deseo es tan intenso que Inanna le dedica una canción a su vulva, donde la compara a su amante con “La Proa de la Barca Celeste”, que sería el creciente de la luna nueva, y el poema dice lo siguiente:

“Mi vulva, ‘colina’ elevada, para mí,
yo, la joven muchacha, ¿quién la arará para mí?
Mi vulva, tierra húmeda,
yo, la joven mujer, ¿quién pondrá el toro allí?”

Dumuzi decide hablarle en tercera persona, aunque Samuel Noah Kramer, piensa que puede ser también una especie de coro:

“Oh, señora, que el rey la are para ti,
que Dumuzi, el rey, la are para ti.”

Inanna con entusiasmo le contesta:

“Ara mi vulva, hombre de mi corazón!”

Dumuzi le lava su sagrado regazo, ambos se acuestan y en torno a ellos la vegetación empieza a florecer:

Cuando se levantó del regazo del rey,
las plantas se alzaron junto a ella, el grano se alzó junto a ella,
la estepa, como un exuberante jardín, floreció junto a ella.
En ‘la Casa de la Vida’, la casa del rey,
su esposa moraba con él alegremente,
en ‘la Casa de la Vida’, la casa del rey,
Inanna moraba con él alegremente.

Una promesa

Inanna le formula una petición y le hace una promesa a Dumuzi. Ella reclama de su marido:

“Prepárame el lebení, esposo mío, prepárame el lebení,
esposo mío, yo beberé leche contigo,
toro salvaje, Dumuzi, prepárame el lebení,
esposo mío, yo beberé leche contigo,
que la leche de la cabra fluya del redil para mí,
señor (?) de todas las cosas, llena mi pura mantequera,
señor, Dumuzi, yo beberé leche contigo”

Y de esta forma es como Inanna se compromete a conservar su “morada”:

“Esposo mío, la excelente morada, el sagrado establo,
yo, Inanna, preservaré para ti,
vigilaré tu ‘Casa de la Vida’,
un maravilloso y radiante lugar en el país,
una casa en la que se decretan los destinos de todas las tierras,
donde el pueblo y todos los seres vivos son gobernados,
yo, Inanna, preservaré para ti,
vigilaré tu ‘Casa de la Vida’,
la ‘Casa de la Vida’, la morada de la larga vida,
yo, Inanna, preservaré para ti.”

¿Cuando comenzó el rito del Matrimonio Sagrado?

El autor de este mito vivió en el tiempo de la III Dinastía de Ur, sobre el 2000 a.C. Un milenio después de la historia de Dumuzi, existen testimonios que muestran cómo el rey, debía desposar a Inanna reencarnado en el papel de Dumuzi, un dato que puedes ver en el “Vaso Sagrado de Warka”. No se sabe en qué momento comenzaron estas creencias y este ritual tan peculiar para el monarca y su pueblo, ni tampoco se sabe quién fue el primer gobernante en celebrar el “Rito del Matrimonio Sagrado”.

A día de hoy, la asiriología cuenta con al menos seis poemas, presentándonos cinco versiones diferentes del romance. Todos estos poemas los puedes ver en el trabajo de Kramer “El Matrimonio Sagrado en la Antigua Súmer”, traducido y adaptado por Manuel Molina.

Referencias

  • Samuel Noah Kramer (1999). El Matrimonio Sagrado en la Antigua Súmer. ISBN: 9788488810519
  • Georges Roux (1990). Mesopotamia: Historia Política, Económica y Cultural, ISBN: 9788476001745
  • Harriet Crawford, Sumer and the Sumerians, ISBN: 978-0521388504
  • Samuel Noah Kramer, The Sumerians. Their History, Culture and Character, Chicago 1963, ISBN: 978-0226452388
  • Sobre la relación entre boda sagrada y «prostitución sagrada». Aage Westenholz 1995

También puedes ver

Ishtar - Ereshkigal

Siete himnos a Inanna

Mesopotamia

El retorno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *