Saltar al contenido
Inanna (Ishtar)

El poema de amor más antiguo del mundo

Poema de Amor Sumerio

En el Museo Arqueológico de Estambul está el poema de amor más antiguo del mundo. Una tablilla sumeria que descifró el asiriólogo Samuel Noah Kramer en 1951. El contenido que trae esa pieza de barro, nos relata la historia del rey Shu-Sin, un gobernante sumerio de hace unos 4000 años. Algunos eruditos comentan, que es posible que dicho poema se recitara en el «Rito del Matrimonio Sagrado», un ritual que consistía en la unión erótica entre Inanna y Dumuzi.

En aquella época de forma simbólica, el rey sumerio desposaba a una sacerdotisa que representaba a Inanna, un ritual que debía de tener una unión sexual, con el objetivo de tener buenas cosechas y legitimar el poder real. Imagínate un palacio perfumado con una cama hecha de juncos y madera de cedro, un gobernante citando el poema de «tu encanto es dulce como la miel», una sacerdotisa que encarna a la “Diosa del Amor” desnuda y bañándose con el rey, terminando con un banquete con música y abundante comida y bebida. Aquello debió de ser todo un espectáculo.

Tu encanto es dulce como la miel

Novio de mi corazón, amado mío;
tu encanto es dulce, dulce como la miel.
Querido de mi corazón, amado mío;
tu encanto es dulce, dulce como la miel.


Tú me has cautivado, libremente iré hasta ti;
novio mío, quiero escapar contigo a la cama.
Tú me has cautivado, libremente iré hasta ti;
querido mío, quiero escapar contigo a la cama.


Novio mío, te haré cosas deliciosas;
dulce tesoro mío, miel te llevaré.
En la alcoba, empapada de miel,
gocemos de tu dulce encanto.
Querido mío, te haré cosas deliciosas;
dulce tesoro mío, miel te llevaré.


Novio mío, si me quieres,
habla con mi madre y a ti me entregaré;
habla con mi padre y me entregará a ti como regalo.


Darte placer… Yo sé cómo darte placer;
novio mío, duerme en mi casa hasta el alba.
Alegrar el corazón… Yo sé cómo alegrar tu corazón;
querido mío, duerme en mi casa hasta el alba.


Si me amas,
amado mío, hazme cosas deliciosas.


Mi señor, mi dios; mi señor y mi dios protector,
mi Shusin, que alegra el corazón de Enlil,
¡ojalá me hicieras cosas deliciosas!
Tu sitio, dulce como la miel… ¡Ojalá pusieras tu mano sobre él!


Pon tu mano sobre él como la tapa de una copa;
extiende tu mano sobre él como la tapa de una copa.

Poema de amor sumerio

Referencias

  • Kramer, Samuel Noah (1999). El matrimonio sagrado en la antigua Súmer. Sabadell, AUSA. ISBN 8488810512.
  • Leick, Gwendolyn (1994). Sex and Eroticism in Mesopotamian Literature. Londres, Routledge. ISBN 9780415311618.
  • Lapinkivi, Pirjo (2004). The Sumerian Sacred Marriage Rite in the Light of Comparative Evidence, Helsinki, The Neo-Assyrian Text Corpus Project.
  • Eduardo Pérez Díaz (2012). Traducción de Eduardo Gris Romero. Tu encanto es dulce como la miel: los orígenes de la lírica amorosa. Editorial: LICEUS.SERV. GESTION Y COMUNICACION. ISBN 8498229375.

Ritos sagrados de Inanna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (2)

Creo que quedaría mejor si mencionases la fuente y al autor de la traducción del poema. Incluir un libro entre las referencias que se aportan aquí no deja clara esta información, ¿no?

Responder

Yo creo que se deja más que clara, pero si quieres que mencioné de alguna otra manera puedes pedirmelo por correo electrónico y lo haré sin problemas 😉

PD: [email protected]

Responder