Saltar al contenido
Inanna (Ishtar)

Inanna (Ishtar)

Inanna Diosa Sumeria

Inanna fue la diosa sumeria más querida en la Antigua Mesopotamia. Muchos asiriólogos consiguieron descifrar varios relatos de esta divinidad, la historia más sorprendente es el «Descenso de Inanna a los Infiernos». Es la diosa del amor y la guerra, también lo es de la prostitución sagrada. Fue la inspiración de civilizaciones posteriores, en acadia y babilonia se llamaba «Ishtar», para los hititas “Sauska”, los griegos la nombraron “Afrodita”, los romanos la veneraban como “Venus” y para los fenicios era “Astarté”.

Esta deidad tiene una personalidad rebelde, exigente y planta cara a otras deidades. Uno de los enfrentamientos más épicos de Inanna es la de su antagonista y soberana de los infiernos, Ereshkigal. Es una diosa sin un ápice de sentimiento maternal y hasta la fecha no se ha documentado ningún hijo de esta divinidad. Pero ¿qué nos cuenta la mitología sumeria de esta diosa? ¿por qué descendió al inframundo?

¿Quién era Inanna?

Hija de los dioses Nanna y Ningal, hermana gemela de Utu (Shamash). Inanna era patrona de Uruk, aunque tenía templos por toda Mesopotamia. En Sumeria había textos que se llamaban “éš-dam”, un término que también se mencionaba en tabernas o prostíbulos, conocidos como puticlubs. En varios poemas sumerios era nombrada como “Reina del Cielo”, representa el poder femenino en el panteón sumerio.

Origen

En la ciudad de Uruk fue la más importante sobre el año 4000 y 3100 a.C. Hay un famoso objeto encontrado en 1940, el “vaso sagrado de Warka” conocido también como “Jarrón Sagrado de Warka” o Vaso de Uruk. Fue tallada con piedra de alabastro y muestra una fila de hombres desnudos llevando cuencos, vasijas, cabras y ovejas, todos ellos miran a una figura femenina, representando a Inanna. Su templo principal estaba en E-Anna, situado en Uruk.

¿Inanna o Ishtar?

Esta deidad recibió diferentes nombres durante toda la historia de la humanidad. En el periodo sumerio tuvo abreviaciones como Ninni, Nin, Ininna, Ininni o Inin, todos ellos relacionados con el planeta Venus. Aunque estos nombres no eran los únicos, para los acadios y babilonios era “Ishtar”, los asirios la llamaban “Belit”. En Anatolia se le conocía como Hebat (diosa del sol), Hannahannah (diosa madre) y Shaushka (diosa de la guerra y del amor). En respuesta a esta pregunta, sería Inanna la opción correcta.

Etimología

Inanna deriva de “Reina del Cielo” o también “Dama del Cielo” (en sumerio Nin-an-ak), aunque varios asiriólogos discrepan sobre sus símbolos. Antiguamente sugerían que la «Inanna original» pudo venir de una diosa proto-eufratea, una lengua no clasificada más antigua que la Sumeria. Es posible que viniera de una diosa madre hurrita llamada “Hannahannah”, esto fue aceptado en los últimos tiempos del panteón sumerio. No obstante, hay que comentar que los asiriólogos modernos no apoyan el lenguaje proto-eufrateo.

Mitos de Inanna

Árbol Huluppu

Árbol huluppu

Inanna (Ishtar)

El descenso de Inanna

Dumuzi

El sueño de Dumuzi

Mesopotamia

El retorno

Interpretación del árbol huluppu

Interpretación del árbol huluppu

Ishtar - Ereshkigal

Siete himnos a Inanna

Gilgamesh: Pukku y Mikku

Pukku y mikku

Vaso Sagrado de Warka

Vaso sagrado de Warka

Inanna y Ebih

Inanna y Ebih

Enheduanna

La exaltación de Inanna

Enmerkar y el señor de Aratta

Enmerkar y el señor de Aratta

Inanna y Šukaletuda

Inanna y Šukaletuda

El Rito del Matrimonio Sagrado

El Rito del Matrimonio Sagrado

Bilulu

Inanna y Bilulu

Referencias

  • Perera, Sylvia Brinton (1984). Descent to the Goddess: A Way of Initiation for Women. ISBN 0919123058.
  • Diane Wolkstein, Samuel Noah Kramer (1983). Inanna, Queen of Heaven and Earth: Her Stories and Hymns from Sumer. ISBN 9780060908546.
  • Samuel Noah Kramer (2010). La historia empieza en Sumer: 39 testimonios de la Historia escrita. ISBN 8420679690
  • Federico Lara Peinado (2002). Leyendas De La Antigua Mesopotamia. Editorial: Temas de Hoy. ISBN 8484602265